El pasado puente de diciembre aprovechamos para ir a tomarnos un chocolate con churros a Murcia. Nuestras residentes pudieron disfrutar de una tarde de sol y buen tiempo, de risas y anécdotas. Una tarde diferente en un ambiente diferente, con un toque festivo y navideño.