Como cada año, las actividades navideñas impregnan de ilusión y alegría los días de nuestras residentes. Grupos variados: jóvenes, niños y adultos que vienen a cantar villancicos con nosotros. Personal voluntario que participa en actividades de manualidades, las Eucaristías celebradas  y el ya tradicional Taller de dulces Navideños son la esencia de este periodo tan especial para todos los que compartimos estos días con nuestros mayores.