Como todos los años, en nuestra residencia El Amparo, se celebra la fiesta de Carnaval y el tradicional día del amor de San Valentín. Es una actividad, que permite intervenir desde diferentes departamentos y temporalidad, no únicamente el día de la fiesta, semanas antes con preparativos y manualidades. Todos los años, escogemos una temática en la que puedan participar el personal, familiares y residentes. Los disfraces para dicha festividad se elaboran en el taller de manualidades, organizados y dirigidos por la terapeuta ocupacional de nuestro equipo técnico. La celebración de cualquier fiesta fomenta la sociabilización y tiene un efecto positivo en personas mayores, favoreciendo su autoestima y su capacidad de comunicación. Lo sabemos bien, y por eso celebramos con frecuencia actividades, fiestas y cumpleaños o santos de nuestros mayores, con la intención de estimular a todos nuestros residentes.

Este año hemos confeccionado unos trajes con la temática de superman (el superhéroe por excelencia), representadas por nuestras superabuelas y el superequipo profesional y humano que trabaja diariamente en nuestro centro. ¡Y nos hemos disfrazado de superhéroes con nuestras capas! Todas las heroínas han podido diseñar su capa y hacerla volar por nuestro centro…nos hemos reunido en el jardín y los salones durante una amena mañana para conmemorar el Carnaval 2024, celebrando con música, alegría, bailes y mucho humor, este día especial y divertido. Para finalizar hemos repuesto fuerzas con un rico aperitivo murciano, para poder seguir volando con salud durante el resto del año.

El pasado día 14 de febrero celebramos el día del amor en la Residencia El Amparo. Junto a nuestros mayores celebramos un día cargado de amor y cariño en el que decoramos toda la residencia con corazones y globos especiales de San Valentín que fuimos realizando durante toda la semana, en distintas actividades y talleres en los que preparamos este gran día. Para finalizar el día realizamos un bingo muy especial en el que nuestros afortunados ganadores se han llevado varias cestas con chocolates, bebidas y artículos especiales; y finalmente, tanto para ganadores como para no tan afortunados, el amor ha llegado con un montón de bombones y corazones, que todos hemos podido disfrutar.

Un año más, con muy poquito, se consiguen grandes cosas, alegrándonos de ver esas grandes sonrisas y sorprender gratamente a todos nuestros mayores de la Residencia El Amparo.